Preguntas Frecuentes

"fibro" = tejidos fibrosos como tendones y ligamentos

"mios" = músculos

"algia" = dolor

La Fibromialgia (FM o fibro) es una enfermedad crónica en la que se presentan dolores generalizados en el cuerpo, sensibilidades y un agotamiento profundo, además de una larga lista de otros síntomas. Afecta fundamentalmente los tejidos blandos del cuerpo: tendones, ligamentos y músculos.

*crónica = Si una enfermedad dura por mucho tiempo (3 meses o más) o por toda la vida, se considera una enfermedad crónica. Una persona con una condición o enfermedad crónica necesita manejarla y tratarla todo el tiempo.

Aunque la fibromialgia afecta mayormente las coyunturas y los músculos, y es agrupada en la misma categoría que otros desordenes como la artritis, no causa daños permanentes a coyunturas o tejidos.

En vez de ser causada por inflamación, la fibromialgia es un desorden del sistema nervioso central. Esto significa que el cerebro es hipersensible a las señales de dolor. Así que, sí; todo está en tu cabeza.

1. ¿Qué es?

Los pacientes de fibromialgia sufren una inmensa cantidad de síntomas (más de 100 para ser exactos). Muchas personas creen que la fibro es sólo "dolor", pero, aunque es el síntoma más notable, existen muchos otros. Recordemos que al ser esta una condición del sistema nervioso, y el mismo afecta todos los sistemas y órganos del cuerpo.

          - Dolor generalizado (en TODOS lados)
          - Sensibilidad al tacto
          - Fatiga y cansancio, a pesar de haber descansado o dormido lo suficiente         
          - Dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormida
          - Insomnio
          - Rigidez en el cuerpo o dolor agudo en la mañana
          - Dificultad para concentrarse o problemas de memoria (conocido como "Fibro Niebla")
          - Mareos
          - Problemas de visión
          - Problemas de balance o coordinación
          - Entumecimiento o estremecimiento en manos y/o pies
          - Sensibilidad a la temperatura (caliente o fría)
          - Sensibilidad a luz brillante o ruidos fuertes
          - Periodos menstruales dolorosos
          - Dolor en la cara o quijada
          - Dolores de cabeza, incluyendo migrañas
          - Problemas digestivos, incluyendo dolor abdominal, hinchazón, diarreas o estreñimiento
          - Dificultades de vejiga
          - Ojos o boca seca
          - Sensibilidades en la piel, alergias o picazón
          - Síndrome de Piernas Inquietas

2. ¿Cuáles son los síntomas?

Tu doctor primario o de cabecera puede diagnosticar y tratar tu condición, pero si tu médico no conoce suficiente sobre la fibromialgia (o no cree que exista), un especialista es tu mejor opción.

Reumatólogos - son internistas que se especializan en tratar artritis y enfermedades de las coyunturas, músculos y otros tejidos blandos. Los reumatólogos, mucho más que otros médicos, siguen los descubrimientos y desarrollos sobre la fibromialgia, y lo más probable cuente con el conocimiento y las herramientas para poder ayudarte a tratar tu condición lo mejor posible. Sin embargo, no todos los reumatólogos tienen conocimiento o están familiarizados con la fibromialgia, así que debes escoger uno que lo esté.

Neurólogos - tratan enfermedades del cerebro y del sistema nervioso central. Muchos neurólogos tienen una comprensión o conocimiento básico sobre la fibromialgia pero, como los reumatólogos, no todos están familiarizados con ella.

Doctores en Manejo de Dolor - tratan todas formas de dolor, incluyendo aquel causado por la fibromialgia. Antes de visitar uno, debes asegurarte que traten la fibromialgia, ya que no todos lo hacen; sin embargo, muchos doctores tratan el desorden.

Encontrar un doctor que comprenda la fibromialgia puede tomar tiempo, pero no te des por vencida. Hay muchos doctores cualificados que reconocen el trastorno y pueden ofrecerte el cuidado y tratamiento adecuado, apoyo y conocimiento para manejar tu dolor.


3. ¿Cuál es el doctor que me puede tratar?

La Fibromialgia muchas veces es difícil de diagnosticar ya que comparte muchos de sus síntomas con otras condiciones y desordenes. Además, por el momento no hay una prueba de sangre o análisis que certifique la misma.

Para diagnosticarla se requiere excluir otras condiciones (en vez de encontrar pruebas que certifiquen  que lo que padeces es fibromialgia). Es como ir tachando y eliminando posibles causas a tus síntomas. Es en esta etapa donde muchos pacientes se frustran, ya que usualmente los exámenes médicos y resultados de laboratorios no reflejan alguna causa posible. Todo sale "bien" aunque por dentro se sientan que están muriendo.  Es en esos momentos que el paciente muchas veces se ve yendo de médico en médico buscando respuestas y un diagnóstico a su dolor.

Es ahí donde nos encontramos con la frase famosa y odiada "Está todo en tu cabeza".

¿Y cómo la diagnostican?
Aunque no hay una prueba definitiva para diagnosticarla, la Asociación Americana de Reumatología ha establecido criterios para identificar el desorden:

Cuántas áreas del cuerpo (de 18) presentan dolor (Puntos Gatillo)
Si se encuentran presentes síntomas como fatiga, despertar sintiendo que no ha descansado y dificultad para pensar o concentrarse
Si los síntomas han durado al menos tres meses de forma continua
Si alguna otra condición puede ser la causa de estos síntomas
Para un diagnóstico claro y seguro es importante encontrar un doctor que esté familiarizado con la fibromialgia.

4. ¿Cómo se diagnostica?

Los puntos gatillo son 18 puntos (aparecen en pares) en el cuerpo que tienden a ser dolorosos cuando se presionan, y pueden propagar el dolor a otras partes del cuerpo. Las personas con fibromialgia tienen dolor en al menos 11 de estos puntos sensibles cuando se aplica una cierta cantidad de presión.

Ubicación de los puntos:
Frente del cuello sobre la clavícula
Esternón, debajo de la clavícula
Antebrazo externo debajo del codo
Lado interno arriba de las rodillas
Base del cráneo
Parte posterior del cuello hacia el hombro
Parte superior de la espalda en los omóplatos
Caderas
Parte superior exterior de los glúteos

5. ¿Qué son los 18 Puntos Gatillo?

Investigadores no conocen aún la causa de la fibromialgia, pero aparenta ocurrir cuando el sistema nervioso central no procesa el dolor adecuadamente.
Aunque el dolor en la fibromialgia puede sentirse que viene de un área específica del cuerpo (coyunturas, espalda baja, cuell0, etc.), realmente viene del cerebro, del sistema nervioso central, que está enviando señales de dolor equivocadas. Los síntomas de la fibromialgia usualmente comienzan luego de un trauma físico o emocional, como lo puede ser alguna enfermedad, accidente de auto, caída, cirugía, infección o algún evento estresante (depresión, violación, muerte de un ser querido, etc.).

Aunque se sabe que muchas veces estos eventos desencadenan los síntomas de fibromialgia, realmente no se puede explicar la causa real de la fibro. Incluso, a veces, ésta puede ocurrir espontáneamente, sin la presencia de trauma alguno.

La genética pudiera también jugar un papel importante, ya que se puede observar el desorden repetido en familias, además que tener parientes con fibromialgia te pone en mayor riesgo de sufrirla. Sin embargo, cabe señalar, que la genética solamente no es responsable por la fibromialgia.


6. ¿Qué lo causa?

Hay una variedad de medicamentos para tratar la fibromialgia, pero es importante destacar que, tristemente, no existe cura aún para la misma. Los fármacos recetados pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas presentados por el desorden, pero el alivio es temporero. Por ejemplo, si se presenta insomnio, tu médico puede recetarte alguna pastilla para ayudarte a dormir. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) ha aprobado tres fármacos para el tratamiento de la fibromialgia: Pregabalina (Lyrica), Duloxetina (Cymbalta) y Milnacipran (Savella).

Aunque estos tres son los oficialmente aprobados para el tratamiento de la fibromialgia, existen otros fármacos utilizados para aliviar la larga lista de síntomas asociados a la fibro.

Antidepresivos
Los antidepresivos se utilizan como una primera línea de defensa en el tratamiento de la fibromialgia. Los médicos generalmente recetan uno o una combinación de antidepresivos.

Antidepresivos tricíclicos: mejoran el estado de ánimo, reducen el dolor y resuelven los problemas del sueño aumentando los niveles de neurotransmisores calmantes en el cerebro. El clorhidrato de amitriptilina (Elavil) y la nortriptilina (Pamelor) son ejemplos de antidepresivos tricíclicos.
SNRI: esta clase de antidepresivos aumenta la serotonina y la norepinefrina al detener su reabsorción en las células cerebrales. El aumento de los niveles de estos químicos ayuda a mantener el equilibrio mental y reduce la cantidad de dolor que se siente. La Duloxetina (Cymbalta) y la Milnacipran (Savella) son ejemplo de antidepresivos SNRI.

ISRS: están entre los tipos más nuevos de antidepresivos, aumentan el estado de ánimo al permitir que más serotonina viaje de neurona a neurona. Más serotonina significa menos percepción de dolor. (Los ISRS son muy similares a los IRSN, la principal diferencia es que los IRSN tratan con serotonina y norepinefrina). Los ISRS pueden ayudar a reducir la fatiga, que es uno de los síntomas más debilitantes de la fibromialgia. La Fluoxetina (Prozac) y la Sertralina (Zoloft) son ejemplos de estos tipos de antidepresivos.

Anti-Epilépticos
Lyrica (Pregabalina) es un antiepiléptico (o anticonvulsivo). Otros anticonvulsivos, como la Gabapentina (Neurotontin), también se han usado para tratar los síntomas asociados con la fibromialgia, incluida la TMJ (trastorno de la articulación temporomandibular) y el dolor miofascial.

Relajantes Musculares
El relajante muscular Ciclobenzaprina (Cycloflex y Flexeril) a menudo se usa desde el principio en el tratamiento de la fibromialgia para relajar los músculos tensos y promover el sueño de calidad. Los relajantes musculares también pueden reducir con éxito el trastorno de la articulación temporomandibular y otros dolores asociados con la fibromialgia.

Otros Medicamentos
 Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (como el ibuprofeno o la aspirina) - no se consideran eficaces en el tratamiento de los síntomas de la fibromialgia cuando se toman como medicamentos independientes. Pero cuando se usa con otro medicamento para la fibromialgia, como un antidepresivo, pueden ayudar a reducir el dolor.
Los NSAID y acetaminofén (Tylenol) - son más útiles para tratar los dolores "comunes" que acompañan a la fibromialgia: dolores de cabeza y cólicos menstruales, etc.

Las benzodiazepinas (como Xanax y Valium) - relajan los músculos, mejoran la calidad del sueño y reducen los síntomas del síndrome de piernas inquietas.

*IMPORTANTE: 
Los medicamentos generalmente tienen efectos secundarios y otras contraindicaciones que debes considerar. Discute todos las opciones de medicamentos primero con tu médico, incluso si son de venta libre, "naturales" y no presentan riesgos aparentes. De esa forma, él o ella podrá tratar mejor tu fibromialgia. Es importante que conozcas todos los efectos secundarios y contraindicaciones de los medicamentos que estés tomando, ya que pueden ser severos y hasta mortales. Decide junto a tu médico sabiamente.

7. ¿Cuáles son los medicamentos?

Existe una gran variedad de tratamientos alternativos para manejar el dolor de la fibromialgia y todos sus síntomas. Cada cuerpo es diferente y no todos reaccionan de la misma forma. Lo importante es evaluar cada tratamiento y su efecto en el cuerpo para poder decidir cuál es la mejor combinación para tí. Recuerda darle una oportunidad justa a estas alternativas, aunque no sientas cambios positivos inmediatamente, ya que muchos de ellos necesitan constancia para poder ver los mejores resultados.

Terapia Física
Terapia con Laser
Hidroterapia
Estimulación Eléctrica Muscular
Ultrasonido
Ejercicio de Bajo Impacto (Caminar, Yoga, Pilates, etc.)
Ejercicio en Agua
Cannabis Medicinal
Té de hierbas
Alimentación
Terapia y Apoyo Emocional y Mental
Acupuntura
Aromaterapia

8. ¿Hay tratamientos alternativos?

Mantenerte informada es crucial en tu batalla contra la fibromialgia. La información es poder y te ayudará a escoger los mejores tratamientos médicos, hacer los ajustes necesarios en tu estilode vida y mantenerte enfocada en tu salud y bienestar. Además, unirte a grupos de apoyo (como Tacones Violetas) que te motiven, inspiren y levanten es crucial, ya que muchas veces el apoyo que necesitamos no lo encontramos en nuestra familia, amistades o médicos.

No te sabotees a ti misma. No permitas a tu mente arrastrarte hacia la desesperación y depresión (ya tu cuerpo está haciendo ese trabajo). Mantente inspirada, motivada y enfocada en sobrellevar tu nuevo normal con la mejor actitud posible. Eso no quiere decir que no habrá días difíciles en los cuales estarás triste y dolorida. Se que vendrán días difíciles. Aunque suene fácil en teoría, mantener una actitud positiva ante la fibromialgia no es nada fácil. Requiere valor y determinación. Pero se que puedes hacerlo porque eres una guerrera, eres una Diva y nada podrá derrotarte. Se que vencerás. Has vencido hasta ahora, ¿no?

9. ¿Qué puedo hacer?

Psst...

A mi me encantan las imágenes inspiradoras, citas que me motiven y ¿dónde mejor tenerlas que en tu fiel compañero el teléfono móvil?

Descarga tres fondos de pantalla para tu móvil y lleva tu espíritu de Diva donde quiera que vayas.

Tengo un regalo para ti

Descarga GRATIS aquí tus fondos de pantalla

¿Te gusta y ayuda mi página?

Invítame un Café